Una encuesta muestra el quiebre interno de la UCR

Una encuesta realizada entre el 7 y 10 de septiembre pasado, con motivos del proceso eleccionario interno del partido radical rionegrino, muestra que más allá del acuerdo de unidad celebrado en la cúpula, en las bases electorales la división de opinión es muy marcada y antagónica.

La consulta vía online fue efectuada por el consultor en comunicación y marketing digital, Pablo Gustavo Díaz, en método probabilístico, online por internet. Abarcó a 647 casos de simpatizantes a la UCR toda la provincia de Río Negro. Con un margen de error ± 3,8% . Indice de confianza 95%.

A la pregunta efectuada por el consultor a los encuestados ¿Cuál cree usted que debería ser la actitud de la UCR hacia el futuro? las respuestas arrojaron una marcada división entre los que consideran que la UCR debe seguir aliada al PRO (48,81%) y los que, por el contrario, consideran que la UCR debe romper con el PRO (48,56%), con un nivel de No Respuestas del 2,6%.

“La elección excedió el formalismo de la renovación de cargos”, cuenta el consultor a Mapuchito.
“No se estaba discutiendo sobre quien ocupaba tal o cual cargo para manejar la lista de oradores en una asamblea o decidir la administración financiera del partido -actividades normales de los cargos partidarios- sino que se ideologizó poniendo al PRO en el centro de la discusión. Berardi y Matzen no solo ratificando la alianza con el PRO sino además proponiendo ampliarla incorporando al partido Juntos de Weretilneck, y por el otro lado Romera y Jalabert proponiendo romper con el PRO con el argumento alfonsinista que el radicalismo no es de ‘derecha’ y proponiendo también una alianza de centro izquierda con partidos más afines al ideario nacional y popular del radicalismo”.

Según Díaz la discusión está lejos de haber quedado saldada con el acuerdo de unidad arribado.

“El reparto de los cargos, ya sea por decisión popular o consenso dirigencial era una parte de la discusión. Y esa parte quedó resuelta entre Berardi y Romera. Pero la discusión ideológica está lejos de haber quedado saldada y esa es la nueva disputa que se les presenta a los pre-candidatos a la gobernación, Lorena Matzen y Germán Jalabert de cara a la consolidación de sus candidaturas”, explica Pablo Díaz.

“Los procesos de conducción política de la actualidad son muy diferentes a los del siglo pasado. Antes las fidelidades partidarias eran más firmes y la gente solía responder favorablemente al pedido de sus líderes. Hoy eso ya no existe más. La gente se liberó de esas ataduras y fidelidades ciegas y es dueña de su voluntad electoral. Eso quedó demostrado en la elección de 2017 en Provincia de Buenos Aires donde Cristina Kirchner se llevó el histórico voto peronista del PJ a Unidad Ciudadana, pese que el PJ tenía un candidato oficial que era Florencio Randazzo”.

La carrera al 2019 está en marcha.

 

Compartila con tus amigos
Mapuchito © un sitio de Raúl Alvarez | Hecho por Pablo Gustavo Díaz