LA POLICIA TRAS LO PASOS DE CAZADORES FURTIVOS, LOGRO IDENTIFICAR A LOS AUTORES DE FAENA CLANDESTINA

Los encargados de la estancia El Cóndor denunciaron la sustracción de una vaca preñada que estaba dentro del terreno, cuyos rastros fueron ubicados en una vivienda de Villa Llanquín por personal de la Brigada Rural, que además logró identificar a los autores del ilícito.

El hecho ocurrió este viernes cuando el recorredor de dicha estancia detectó el faltante de un ejemplar vacuno, que estaba a punto de parir.

Los ladrones cortaron los alambres para sustraer el animal y luego remendaron dicha rotura, para intentar que el episodio pase desapercibido.

El trabajo de los efectivos policiales de la Brigada Rural permitió seguir el rastro del animal durante casi 2 kilómetros, hasta llegar a una vivienda de Villa Llanquín donde fue ubicado el cuero del animal.

La carne, según averiguaciones que forman parte de la causa, fue comercializada a un hombre que posee una despensa en ese poblado rural, aunque parte también habría sido vendida a comercios de Bariloche.

El caso cayó en manos del fiscal Sergio Pichetto quien dio las instrucciones para labrar una causa que fue caratulada como abigeato.

Compartila con tus amigos
Mapuchito © un sitio de Raúl Alvarez | Hecho por Pablo Gustavo Díaz