LA FUNDACION APOSTEMOS A LA VIDA CELEBRÓ DECISIÓN DE PESATTI


El titular de la Fundación Apostemos a la Vida, Leandro Martínez, expreso su beneplácito al Intendente del Gobierno de la Comunidad Pedro Pesatti, la adhesión al Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, mediante Decreto Oficial del municipio capitalino.

En 1987 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió establecer el día 26 de Junio de cada año como el Día Internacional de Lucha contra el Uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, como muestra de su determinación en fortalecer las actividades necesarias para alcanzar el objetivo como una sociedad libre del consumo de estupefacientes.

Las raíces del alcoholismo o la drogadicción, no deben dejarse esperar ante estos fenómenos que avanzan y al cual hay que detener por todos los medios posibles, ya que el abuso indebido de estas sustancias, no sólo perjudican la salud y el espíritu, sino que destruyen los principios básicos y esenciales de la familia y de la sociedad toda.

No podíamos estar más indiferentes ante los personajes siniestros que comercializan drogas a los adolescentes y jóvenes. Estábamos convencidos que nuestra propuesta presentada al Sr. Intendente de Viedma, no iba a caer en el vacío ni en la indiferencia de las autoridades.

Las estadísticas atestiguan que la juventud es la que está más afectada por el Uso de las Drogas. La amenaza que se cierne sobre las jóvenes generaciones debe atraer la atención y comprometer el esfuerzo de todos, pues, humanamente hablando, el futuro en nuestra Patria está fundado en los jóvenes y la experiencia enseña que el único modo de prever el futuro es el de prepararlo.

Lo que nosotros expresamos con mucha satisfacción es la línea 0800 droga para facilitar a todos la comprensión y el sentido común de trabajar aunando los esfuerzos y para que nos impliquemos activamente en aquello que nos corresponde, buscando generar una estrategia preventiva con todos los habitantes rionegrinos, impulsando a la participación comunitaria que pueda denunciar a quienes tanto daño le están causando a los adolescentes, jóvenes y la sociedad en general.

En tal sentido, el esfuerzo en luchar contra los MERCADERES DE LA MUERTE debe ser entre todos, formando un gran equipo, porque las autoridades NO pueden resolver el problema por SI solas, y la Justicia Federal que tiene las facultades para encarcelar a los criminales no les tiemble el pulso y los Jueces de la Cámara Federal de General Roca, no sean tan flexible en sus resoluciones y libere rápidamente a los criminales que están destruyendo la salud de los más vulnerables y que en muchas ocasiones son reincidentes.