FUE CONDENADO POR QUERER MATAR A SU EX PAREJA, LE DIERON 13 AÑOS

El Tribunal integrado por los jueces Guillermo Bustamante, Carlos Reussi y Carlos Mussi condenó a Carlos Robledo a la pena de 13 años de prisión por considerarlo culpable y penalmente responsable del delito de “tentativa de homicidio agravado por mantener con la víctima una relación de pareja y mediar violencia de género además de la desobediencia judicial”.

La Querella, que representa a la víctima, fue ejercida durante el Debate por el abogado Damián Torres y la Defensa por el letrado Edgardo Corvalán.

El hecho ocurrió en El Cóndor en la medianoche del 3 de enero y de acuerdo a la acusación fiscal, sostenida por Guillermo González Sacco, consideró que Robledo “llegó con intenciones de matarla atacando a su ex pareja primero con elementos contundentes y luego con una cuchilla de cocina. El asesinato no llegó a consumarse por la intervención de agentes policiales, que prestaron testimonio durante el juicio”.

Oportunamente se realizó la audiencia de Cesura dónde el fiscal González Sacco pidió la pena de 14 años de prisión. En tanto el querellante, Damián Torres, solicitó 13 años de prisión. Y por su parte la defensa ejercida por Edgardo Corvalan solicitó el mínimo legal.

El Juez Mussi, con el voto rector y con la adhesión del resto del Tribunal, explica en la sentencia: “se busca encontrar medidas concretas para proteger el derecho de las mujeres a una vida libre de agresiones y de violencia, tanto dentro como fuera de su hogar y núcleo familiar. Con ello, se pretende hacer visible la violencia sistemática y generalizada que sufren las mujeres por el hecho de ser tales, para así combatir su aceptación y naturalización cultural”.

Agrega que “al momento de individualizar la pena que corresponde aplicar al caso concreto he de coincidir con los fundamentos dados por el Fiscal y la parte querellante, pero el monto será el requerido por la parte querellante, es decir 13 años de prisión efectiva”.

Por último, el juez Mussi idicó que “para individualizar la pena, juzgo como agravantes en primer lugar que Robledo desobedeció una orden judicial en el marco de un expediente iniciado por la propia víctima donde la Juez de Paz dispuso una orden de prohibición de acercamiento en relación a Lagos y con la finalidad de proteger su núcleo familiar. Que en esas condiciones, además, ingreso a la esfera misma de su grupo familiar intentando de manera obligatoria quedarse en ese lugar junto a sus hijos y ante la negativa de su ex pareja comienza el agravio”.

Compartila con tus amigos
Mapuchito © un sitio de Raúl Alvarez | Hecho por Pablo Gustavo Díaz