Elección municipal de Viedma. Análisis de contexto y opinión pública (por Pablo Díaz)

El próximo 6 de octubre los ciudadanos de Viedma eligen un nuevo intendente para conducir los destinos de la ciudad capital de Río Negro hasta el 10 de diciembre de 2023.

El escenario electoral está ocupado por una gama de candidatos y partidos que, para una mejor compresión del lector, organizaré en los siguientes 4 espacios:

El pan-radicalismo con “Somos Viedma” que lleva como candidato a intendente a Mario De Rege que resultara electo tras vencer en la interna del partido radical. Apoyado por la lista colectora “Juntos por el Cambio” conformada por los partidos ARI de Lilita Carrió y PRO de Mauricio Macri. Representan la continuidad del actual gobierno municipal.

Esta propuesta tiene como fortaleza el liderazgo de un dirigente muy reconocido en la ciudad, que fue funcionario del gobierno de Pablo Verani en los ’90 y vicegobernador y Legislador provincial del gobierno radical de Miguel Saiz hasta 2011. Pero presenta como debilidad el desgaste de los 16 años de gestión de Ferreira y Foulkes al frente del municipio, que concluyen con una fuerte crítica de los vecinos visualizada en una importante imagen negativa en las encuestas realizadas por mi consultora en los últimos 12 meses. Imagen negativa generada no solo en el mal estado general de la ciudad sino también en la forma en que esos gobiernos administraron el municipio, priorizando más sus beneficios personales y sectoriales que el bienestar de los vecinos: la entrega del terreno de calle Alvear al colegio de Martilleros; la forma en que se manejaron los loteos del barrio costanera norte y los barrios cerrados sobre la ruta 1; hasta el pase a Planta Permanente de 15 funcionarios, son algunas de esas quejas presentadas por los vecinos.

El pan-peronismo que, a diferencia del pan-radicalismo que pudo contener a sus díscolos adentro y bajo el liderazgo de De Rege, se partió en 3 listas que compiten entre si y hacia afuera con los demás adversarios: La de “Todos” que postula a la intendencia a Evelyn Rousiot, la de “PAR” que postula a Mario Sabbatella, y la de “Encuentro” que lleva de candidato a intendente a Matías Chironi. Cada una de ellas con sus correspondientes listas de concejales.

Este espacio perdió toda su fortaleza el día 12 de agosto cuando, por no lograr armonizar una única lista de consenso, se presentaron al Tribunal Electoral Provincial por separado. No supieron emular lo sucedido con su espacio mayor a nivel nacional que logró la unidad de todos los sectores y ello les redundó en la victoria arrasadora en las PASO. Claramente su debilidad se marca en la dispersión de su histórico caudal electoral, que en esta elección se dividirá por tres.

El neo-provincialismo representado por el exitoso “Juntos Somos Río Negro” que postula al actual vicegobernador Pedro Pesatti como candidato a intendente.

Este espacio presenta varias fortalezas y prácticamente ninguna debilidad.
La primera fortaleza es que viene de ganar su segunda elección consecutiva a nivel provincial, generando una ola victoriosa que se extiende por toda la geografía provincial, donde el triunfo épico obtenido en la ciudad de Cipolletti, configura su, hasta ahora, hecho simbólico más significativo.
La segunda fortaleza la representa la figura de su candidato, Pedro Pesatti, líder indiscutible en el espacio local (a diferencia de sus adversarios de las demás listas que no son líderes en sus partidos) y co-fundador del espacio provincial junto al actual gobernador Alberto Weretilneck.
Y una tercera fortaleza, consecuencia de las dos anteriores, que se configura en el alto nivel de expectativas generadas en el electorado que ve aquí al “poder” y “liderazgo” capaz de realizar en la ciudad similares transformaciones a las hechas en la provincia, donde, y por citar solo un ejemplo que surgió en uno de los tantos focus groups que hemos realizado desde nuestra consultora, la obra de revalorización social y jerarquización geográfica de la línea sur (con su gasoducto, la electrificación solar y las telecomunicaciones) simbolizan el hecho más paradigmático del tan renombrado “Plan Castello”.

Y un cuarto espacio representado por el novel partido “Unión Patria” que postula al vecino Roy Rowe, con escasas o nulas posibilidades de incidir en la disputa por los cargos.

El contexto en el que se desenvuelve esta elección municipal muestra un electorado altamente volátil que viene de darle el triunfo en la elección provincial del 4 de Abril a Arabela Carrera de “Juntos Somos Río Negro” con el 60% de los votos; y en la elección PASO nacional del 11 de agosto consagró como ganador al candidato presidencial de “Todos”, Alberto Fernández, con el 51% de los votos.

Un electorado además muy sofisticado que sabe lo que quiere, y así como quiso que Carreras sea quien gobierne la provincia por los próximos 4 años, y Fernández sea quien conduzca la nación en el mismo período, se manifestó en las últimas 3 encuestas realizadas por mi consultora en los meses de mayo, julio y agosto, fuertemente a favor de Pedro Pesatti.

La tendencia a favor del candidato de Juntos Somos Río Negro es muy marcada. Y faltando tan poco tiempo para la elección es altamente improbable que algo pueda alterarla ya que Pesatti goza de una muy alta imagen positiva y una muy baja imagen negativa (diferencial +60). A diferencia de sus principales contrincantes que presentan mayoría de diferenciales negativos: -1 Rousiot, -11 Sabbatella y -15 De Rege. La imagen de Chironi y Rowe es neutra dado que su porcentual de desconocimiento es muy elevado.

Según logramos descubrir en los distintos estudios cualitativos de opinión pública realizados en los últimos meses por nuestra consultora, dicha imagen de Pesatti se fundamenta en un alto grado de ‘afecto’ que le dispensa gran parte del electorado debido a su bonhomía y demostrada preocupación por el servicio y la atención. Sumado al factor insoslayable de ‘poder’ que le endilgaron los entrevistados por ser co-fundador del partido estrella de la política rionegrina actual y vicegobernador de la provincia. Su fuerte amistad con el actual gobernador Alberto Weretilneck y con la gobernadora electa, Arabela Carrera. Sumado a su también amistad con dirigentes nacionales cercanos al candidato presidencial Alberto Fernández (como por ejemplo el ‘Chino’ Navarro líder del Movimiento Evita, cuya hermana, Ana Navarro, encabeza la lista de candidatos al tribunal de cuentas de la boleta de Pesatti); configuran una fuerte imagen del liderazgo que los viedmenses creen necesario tener para “sacar a Viedma del atraso” al que la han sometido los anteriores gobiernos municipales.

En todas las razones enumeradas anteriormente se fundamenta el resultado de nuestra última encuesta de intención de voto a intendente que a continuación se presenta:

Nota: Encuesta online efectuada entre el 22 y 24 de agosto de 2019 en la ciudad de Viedma. Método no probabilístico. 934 casos efectivos de personas mayores de 18 años de edad,  conectadas a la red internet. Resultados estratificados por parroquias electorales y ajustado por cuotas de edad y sexo. Margen de error ± 3%.

 

Pablo Gustavo Díaz
Consultoría en marketing político
www.pablogustavodiaz.com

 

Compartila con tus amigos
Mapuchito © un sitio de Raúl Alvarez | Hecho por Pablo Gustavo Díaz