DENUNCIAN FALTA DE IDENTIDAD Y ADOCTRINAMIENTO EN EL PERONISMO VIEDMENSE


Los afiliados y militantes Peronistas de Viedma, expresamos nuestra preocupación por la falta de identidad y adoctrinamiento de los cuadros políticos de base, ya que los dirigentes del Partido Justicialista de la Provincia, han destruido de manera sistemática la mística popular interna, para dividir y conservar sus propias quintas personales y seguir beneficiándose entre un puñado de amigos y familiares para repartirse los cargos de cara al futuro.

Tenemos motivos para dudar de la honestidad intelectual de ellos respecto a sus más o menos convocatorias a los Congresos en los últimos tiempos, que han sido nada más para seguir achicando el Partido Justicialista y no permitir elecciones abiertas internas como se hicieron históricamente para elegir a nuestros candidatos y dejar de lado el dedo digital de Buenos Aires.

Son los mimos intereses personales que han guiado al oportunismo y a la falta de ética moral para conducir el Peronismo que no tiene la filosofía de vida, que nos llevó a tantas conquistas y alegrías entre los militantes. En las derrotas culpan a los TRAIDORES INTERNOS. Pero quienes son más TRAIDORES?. Los militantes de base o los dirigentes que impulsan sus intereses por sobre el bienestar del conjunto del pueblo peronista?. Los militantes no somos responsables de las derrotas ni de las desgracias internas.

A nuestro juicio, los principios y los objetivos del peronismo permanecen inalterables: promover la unidad, impulsar el crecimiento de la producción, devolverles a los miles de afiliados peronistas de la provincia, la apertura de la UNIDADES BASICAS como una forma de la dignidad militante, trabajar seriamente en la recuperación de la mística y la solidaridad para construir de una vez por todas un proyecto colectivo.

La dirigencia actual que no fue elegida democráticamente, lo único que han hecho en estos años proscribir y expulsar compañeros para quedarse con sus beneficios y negociados personales como una forma de vida ya que no nos representan. Y nos llevan nuevamente a una nueva y vergonzosa derrota el próximo 14 de noviembre.

La diferencia que los militantes Peronistas tenemos con estos dirigentes de café, es que nosotros creemos que debe hacerse un GRAN CAMBIO en el Partido Justicialista con reglas claras y transparentes permitiendo a los afiliados participar en las elecciones internas y que se VETE la resolución del Congreso sobre la conformación de sub Unidades Básicas para llevar adelante un proyecto colectivo que involucre a todos y todas los afiliados peronistas de la provincia.

Los militantes sabemos que los tiempos de cambios internos se deben dar bajo la exclusiva participación para democratizar internamente el Partido. Queremos cambiar para evolucionar, reconociendo errores y dejando atrás modos de hacer política que se fueron alejando de la gente y sus necesidades. Es imprescindible reconstruir las ideas y las propuestas antes que los beneficios electorales y personales.

Esta vez somos los militantes peronistas quienes deberemos saltar la tapia de nuestras propias limitaciones para reencontrarnos con el camino hacia un Peronismo protagonista y articulador de acciones y con Justicia Social.