ATE PIDE REFORMAS EN EL SPLIF DE EL BOLSON


_El sindicato constató las falencias edilicias y de equipamiento_

La conducción provincial de la *Asociación Trabajadores del Estado (ATE)* encabezada por Rodrigo Vicente y Alejandro Montecino, secretario general y del Interior, recorrió las instalaciones de la central del Sistema Provincial de Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF) en El Bolsón y formularán una reestructuración antes que comience la temporada de incendios.

La infraestructura deficitaria provoca gastos enorme en el Estado, ya que no cuentan con red de gas. La recarga de gas de zepelín, por ejemplo, tiene un costo promedio de $ 80.000 mensuales, mientras que el gasto aproximado de la obra asciende a $ 700.000 ya que la red se encuentra a escasos 15 metros de la central.

La planta de autobombas, Uro 2027, Uro 1005 y Escam de doble cabina,
se encuentra inactiva y sin arreglo, son esenciales en el ataque directo a los incendios forestales y en la protección integral de los combatientes. Si bien son unidades importadas, no se cuenta con capacitación directa en caso de desperfectos, quedando inutilizadas.
Actualmente solo funciona un camión de 5 existentes.

“El personal pasa 24 horas en la central y hace 5 años que no se realizan obras de ampliación. Es necesario dotar de mayores comodidades y por sobre todo reparar los vehículos anti fuego que se encuentran dotados de herramientas, agilizan y salvan la vida de los brigadistas en caso de ser rodeados por el fuego” aseguró Rodrigo Vicente, Sec. Gral. ATE Rio Negro.

El personal tampoco cuenta red de agua potable, cuando el consumo promedio por persona es de 3 litros diarios en condiciones normales. Además sólo tienen tres cuchetas para guardias nocturnas de doce personas en temporada de incendio.

“Bebemos agua mineral y usamos agua de una arroyo contaminado para la limpieza general”, dice Walter Salinas, delegado de ATE en el SPLIF y dirigente de la seccional Andina Sur. “Ese arroyo pasa por gallineros y el club hípico de nuestra ciudad, donde pueden encontrarse residuos patológicos”, completó.

Los 27 trabajadores del SPLIF en El Bolsón reclaman más camas, colchones, frazadas y sábanas, como así también heladeras y utensillos de cocina para viandas húmedas.

También es necesario una reestructuración del sistema eléctrico que no logra soportar la simultaneidad de equipos eléctricos y la conexión a internet, vital como herramienta de comunicación para la temporada.